Debido a que en los próximos meses no podré desempeñar mi puesto como bibliotecaria, hoy quiero concluir este repaso a recursos relacionados con la música, la cultura, la educación o la investigación, con una recomendación muy especial. Hoy quiero recomendarte tu biblioteca.  

Tu biblioteca que son todas, porque, aunque cada persona tenemos la nuestra, la que sentimos como propia, todas ellas, -desde la pública más pequeña en un apartado municipio, hasta cualquier gran centro de recursos de investigación y desarrollo- es una puerta abierta al conocimiento, al ocio, a la cultura. Un lugar acogedor, donde siempre podemos encontrar, si no directamente lo que buscamos, desde luego sí consejo y ayuda para llegar a ello. Se trata de que todos y todas podamos exprimir al máximo lo que nuestra biblioteca puede hacer por nosotros, que es mucho más de lo que pensamos.

Hasta pronto