Hoy vamos a recordaros una herramienta, que aunque sobradamente conocida, no siempre es tan explotada como podría serlo. Se trata de Europeana, la gran biblioteca digital europea, de acceso libre.

Su primer prototipo comenzó a funcionar el 20 de noviembre de 2008, así que nos encontramos con una herramienta que ya tiene un buen recorrido, y reúne contribuciones ya digitalizadas de reconocidas instituciones culturales de los 28 Estados miembros de la Unión Europea. Sus fondos incluyen libros, películas, pinturas, periódicos, archivos sonoros, mapas, manuscritos y otros archivos. Su fin último es compartir la herencia cultural con fines de educación, investigación y disfrute. Todos los contenidos de la biblioteca cuentan con la licencia Creative Common Public Domain (CCO), lo que significa que quedan sin derechos reservados y pueden utilizar todo el material para reproducirlo en cualquier soporte o para desarrollar nuevos contenidos. Europeana Collections proporciona acceso a más de 50 millones de archivos digitalizados, libros, música, material gráfico, etc., y cuenta con sofisticadas herramientas de búsqueda y filtrado.

Recordad que su versión en español está en: https://www.europeana.eu/es